Iniciativa Conhabit

La costa atlántica y mediterránea de Andalucía constituye un recurso ecoturístico de enorme interés. Con una gran diversidad de paisajes, hábitats y especies, pero también de procesos geomorfológicos y ecológicos, el litoral es lugar de descanso, de esparcimiento y, al mismo tiempo, de gran relevancia desde el punto de vista de la Biología de la Conservación.

LIC/ZEPA Marismas del Río Piedras y Flecha del RompidoLa costa atlántica está compuesta, principalmente, por playas arenosas coronadas por sistemas dunares que se desplazan hacia el interior bajo el impulso de los vientos dominantes. Las desembocaduras de los ríos rompen esta suave línea de costa y forman estuarios, a veces, con impresionantes flechas arenosas generadas por la deriva litoral de las arenas que, a su vez, originan los paisajes marismeños que coloniza la vegetación halófila y favorecen la estancia durante el invierno de numerosas aves dada su alta productividad.

Por su parte, la costa mediterránea se caracteriza por su cercanía al sistema Bético que se hunde bajo el mar originando fondos rocosos y por la existencia de una red hidrográfica de menor longitud, con fuertes desniveles y por muy poca amplitud mareal. La existencia de estas sierras junto a la línea de costa ha favorecido desde la formación de grandes acantilados por la acción de la erosión eólica, hasta playas y calas coincidentes con las desembocaduras de los cauces fluviales.

LIC/ZEPA Acantilados de Maro-Cerro GordoAndalucía es muy rica en hábitats litorales. En sus costas conviven diversos hábitats catalogados como de interés comunitario por su singularidad y por acoger a especies prioritarias, amenazadas y endémicas. Algunos de estos hábitats son las estepas salinas mediterráneas, las dunas costeras fijas con vegetación herbácea (dunas grises), las dunas con enebros o sabinas costeras y los brezales húmedos atlánticos, entre otros muchos.

De acuerdo con el análisis del programa de la Evaluación de los Ecosistemas del Milenio de España (EME), los ecosistemas litorales se encuentran entre los más productivos y, a la vez, entre los más amenazados de España. La presencia de la costa supone una ventaja para el bienestar de sus habitantes porque es uno de los pilares de la economía, que presta gran cantidad de los servicios demandados por la sociedad. En los últimos años, conocedores de las amenazas (urbanización, agricultura intensiva, especies exóticas invasoras, uso público inadecuado o residuos, entre otras), se han iniciado importantes programas para mejorar la conservación de humedales, arenales, playas o bosques costeros, muchos de ellos frágiles y de gran valor por su singularidad.

"El litoral andaluz supone el 10 por ciento del territorio total de Andalucía y en él habitan 70 especies representativas de la flora silvestre con distinto grado de amenaza (en peligro de extinción, vulnerables y de interés especial), lo que supone el 37,5 por ciento de toda la flora amenazada andaluza (Plan de Protección del Corredor Litoral de Andalucía)".

LIFE CONHABIT ANDALUCÍA. El proyecto LIFE+ “Conservación y mejora en hábitats prioritarios en el litoral Andaluz” (LIFE13NAT/ES/000586), aborda la corrección de algunas de las amenazas más importantes observadas en espacios de la Red Natura 2000 en ambientes costeros y trabaja para conseguir una conciencia social sobre la necesidad de proteger las especies vegetales y hábitats más vulnerables.

El proyecto supone en determinados aspectos un gran valor añadido, que destaca por:

  • Estar en consonancia con los objetivos de la Estrategia de la UE sobre la Biodiversidad hasta 2020, en concreto, en lo referente a sus objetivos 1 y 2: aplicación plena de la Directiva Hábitats y mantenimiento y restauración de los ecosistemas y sus servicios.
  • Desarrollar la Estrategia Española y Andaluza de la Diversidad Biológica de Biodiversidad. Además, se desarrollará en el ámbito de los hábitats sobre los que actúan los Planes de Conservación y Recuperación de Especies Amenazadas.
  • Ser una implementación recíproca entre proyectos LIFE.
  • Elaborar un Manual de Gestión de Buenas Prácticas Forestales adaptado a diferentes LIC/ZEC litorales.
  • Y promover la valoración de los servicios ambientales y ecosistémicos en el ámbito litoral.

"Objetivos del milenio": Más info